Buscar

USO DE ASISTENCIA INVESTIGATIVA EN CASOS SIN RESOLVER



SAN JUAN, PR – SEPTIEMBRE 2019 –Cuando un homicidio o un caso de un desaparecido se topa con un obstáculo en la investigación, el caso tiende a perder evidencia y urgencia para continuar. Con el tiempo, estos casos se van cayendo de la lista de prioridades porque, claro, existen casos más importantes en el presente que en el pasado. De acuerdo con la corporación RAND, un estudio del 2011 reveló que solo el 20% de las agencias de ley y orden en los Estados Unidos tienen protocolos para trabajar con casos sin resolver (“cold cases”). Incluso, solo un 7% tiene un departamento dedicado a este tipo de casos.


Los casos sin resolver requieren mucha atención policíaca para llegar a una conclusión. Muchas cosas pueden interferir con el progreso de una investigación. Algunos factores son la falta de evidencia, de testigos y recursos presupuestarios, pero usualmente puede ser que simplemente el policía lleva mucho tiempo mirando lo mismo sin avanzar. Con esto también viene que el encargado inevitablemente añada su propia interpretación o verdad del caso basado en sus emociones. Diría que el paso más importante en cuanto a este tipo de investigación es que pasen de mano en mano, como quien dice, para darle diferentes perspectivas al asunto.


¿Qué tiene que ver esto con la investigación privada? Para las autoridades, la colaboración de un investigador privado en un caso sin resolver es imprescindible. Como toda entidad burocrática, la policía tiene límites en cuanto a recursos y jurisdicciones. Por otro lado, el investigador privado puede indagar y trabajar sin fronteras como contratista independiente. Los investigadores privados pueden entrevistar y perseguir rastros más eficazmente.


Claro, lo mejor de todo es que gracias a que los investigadores privados son licenciados autorizados para llevar a cabo este tipo de trabajo policíaco, todo los descubrimientos cuentan como información válida y sustentable. Eso es sin mencionar a los investigadores con experiencia en las agencias de ley y orden, que traen una visión aún más a la par con las autoridades.


El investigador privado tiene el conocimiento y entrenamiento para mirar un caso y darle otro ángulo para indagar. Estos casos son como rompecabezas. A veces lo que falta es una sola pieza que se cayó al piso y nadie se dio cuenta.


Una de las partes más importantes de trabajar con un caso sin resolver es recordar por qué lo hacemos. La responsabilidad social que se tiene para con esta profesión se basa directamente en la justicia y resolución. En el centro de cualquier investigación existe una familia desesperada por saber la verdad. Hay seres queridos que esperan décadas para poner la memoria de un familiar a descansar en paz. De esto puedo dar fe, porque lo digo desde la experiencia personal. El caso sin resolver más importante de mi carrera fue (y es) el asesinato de mi suegro. En mi libro, “Paradise Undercover”, detallo mi experiencia con este caso.


Gracias a esta experiencia puedo decirle, y pedirle, a todos mis colegas que ofrezcan sus servicios voluntarios para investigaciones de casos sin resolver de vez en cuando. Es un campo que necesita muchísima asistencia y mano de obra. Más que nada, es una labor de amor por la profesión y crecimiento de ética profesional. Cada caso es diferente, especial en su propia manera, y todos son laberintos. No se puede jugar “Marco Polo” solo. Se necesitan varias personas alrededor del laberinto, guiándose unas a otras, para llegar a la conclusión más gratificante: poner paz en las manos de estas familias.


Fernando Fernández, LPI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

37 vistas1 comentario
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.