Buscar

ROBO DE IDENTIDAD Y FRAUDE



SAN JUAN, PR – Septiembre 2018 – Hoy en día usamos tarjetas de crédito y débito para todo. En tiendas, en línea, hacemos transacciones como segunda naturaleza. Lo que otros también hacen como segunda naturaleza es el robo de identidad a través de tarjetas de crédito y fraude. Con los avances tecnológicos, es cada vez más difícil evitar caer en las trampas. Los aparatos utilizados para llevar a cabo este tipo de robo son pequeños y casi indetectables. Además, el internet es una herramienta fácil de usar para extraer información de otras personas sin la menor sospecha.


No quiero crear paranoia, pero el robo de identidad y el fraude es rampante por lo fácil que puede ser en muchos casos. No toma mucho esfuerzo robar información cuando todos están ocupados comprando y utilizando sus tarjetas tan a menudo.


Si no me crees, déjame contarte sobre el caso de Dan Felippi, ex convicto que dedicaba su tiempo a robar identidades y tarjetas de crédito en el 2004. Felippi empezó cuando estaba en escuela superior, ni siquiera haciéndolo por malicia, solo lo hacía para saber “cuán lejos podía llegar”. Empezó a vender identidades falsas y de ahí en adelante continuó con otros tipos de fraude. “Cualquiera con una computadora y $100 puede hacerlo”, comenta.


Dan compraba información de tarjetas de crédito de otros que se la robaban utilizando la cinta magnética que tienen las tarjetas en la parte de atrás. Estas personas también acceden ilegalmente bancos de esta información para distribución. De esta manera podía insertar la información robada a una tarjeta falsa y usarla para hacer compras.


También llevaba a cabo sustituciones de identidad o “phishing” personalmente, enviando correos electrónicos que falsamente alertaban al usuario que su información había expirado y necesitaba ser actualizada. Muchas cosas pueden pasar cuando pones tu correo electrónico e información en el internet.


Felippi fue arrestado cuando uno de sus colaboradores fue descubierto luego de intentar comprar una computadora con una tarjeta con información robada y una identificación falsa. Su compañero confesó y la policía encontró a Dan, quien ahora es un artista gráfico en Nueva York.


¿Qué puedes hacer para proteger tu identidad e información bancaria?


Verifica tus cuentas de banco a diario. No te limites a verificar un estado de cuenta mensual. Alguien podria obtener tu información al principio del ciclo y hacer mucho daño antes de que encuentres algo extraño en tu cuenta.


Verifica tu crédito al menos dos veces al año para asegurarte que nadie ha robado tu identidad. Hay varios servicios que permiten verificar rápida y seguramente.

No compres por internet de tiendas que no conoces, o de tiendas que te envían correos electrónicos con ofertas demasiado buenas para ser real. Es fácil crear una tienda virtual solo para obtener tu información personal.


Aunque suene extremo, trata de no poner información real en al menos una de las preguntas de seguridad de los bancos. Por ejemplo, si preguntan cosas como “¿en qué ciudad te casaste?”, contesta, aunque no estés casado/a. Las probabilidades de que alguien sepa la contestación real a esa pregunta son pocas.


Otra forma de cometer fraude y robo de identidad es por medio de cajeros automáticos. Se coloca un aparato en donde se inserta la tarjeta, así capturan tu pin y se llevan tu dinero en cash. Muchos de estos aparatos son muy difíciles de detectar gracias a los avances tecnológicos. Para evitar caer en esta trampa, trata de utilizar el mismo cajero automático siempre, o cajeros que están dentro de los bancos. También evita usar máquinas que se vean fuera de lo ordinario o que tengan partes visualmente diferentes a las que estás acostumbrado/a.


Trata de no usar tarjetas de débito. Si alguien se apropia de tu información, se están llevando tu dinero. Las tarjetas de crédito son más confiables a la hora de protegerte en contra de fraude.


Trata de limitar tu acceso en linea a páginas seguras. Alguien podría estar robando la información que pones en el portal si no tiene ningún tipo de seguridad. Esto es común en sitios con wi-fi gratis. En estos no hay ningún tipo de protección o seguridad. Has tus compras en un portal seguro con una connección confiable.


La tecnología a veces hace que tengamos que tener mucho cuidado con nuestros alrededores y rutinas de compra, pero tomar estos pasos simples repetitivamente ayudará a disminuir las probabilidades de que caigas en alguna trampa de robo de identidad o fraude. Siempre manténte al tanto sobre cualquier actividad extraña o cambios en tus alrededores. Podrías estar salvando tu información y la de otros.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

93 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.