Buscar

LAS 10 COSAS QUE NO DEBES HACER SI NECESITAS UN INVESTIGADOR PRIVADO



SAN JUAN, PR – Septiembre 2018 – Hay muchas circunstancias y situaciones en las cuales es recomendable contratar los servicios de un investigador privado. Estoy muy consciente de que algunas veces soy la última opción, luego de que la persona agota todos sus otros recursos y posibilidades. Sin embargo, si ya se tomó la decisión de hablar con un investigador, no veo por qué hay tantas personas que tratan de boicotear el proceso que se supone resulte en su propio beneficio. Aquí les tengo una lista de cosas que no se deben hacer cuando se necesitan los servicios de un investigador privado, a menos que de verdad no necesiten ver resultados.


1. No comience la conversación preguntando cuánto le cuesta tal o cual investigación. Hay servicios que sí se pueden cotizar al momento porque son concretos. Entre estos están la recolección de huellas digitales, el añadirle una declaración jurada a un servicio, etc. Ahora, si estamos explorando hacer una investigación, vigilancia, emplazamiento… ahí no hay otra manera que cotizar por el tiempo y la dificultad del caso, y eso no se sabe hasta que el caso se discute.


2. No pida garantías de que se va a encontrar algo o resolver el caso. Esto es especialmente frustrante cuando me piden que encuentre una cosa, como un vehículo o algo de su propiedad. Piense por un momento – si usted me está pidiendo que lo busque, es porque usted no lo pudo encontrar. Sin embargo, usted sabe muy bien qué está buscando. Yo dependo de lo que usted me pueda decir al respecto. Sí, como investigador tengo herramientas y conocimientos que me ayudan a tener mejores resultados que el resto, pero no hay manera que yo le pueda garantizar que voy a encontrar un carro que puede ya estar en cantos esparcidos por tres continentes distintos.


3. No llame a un investigador si no tiene presupuesto para contratarlo. Si usted me pide un trabajo y yo le digo cuánto le va a costar, puedo entender que esté fuera de su presupuesto. Lo que no puedo entender es que pretenda que, como usted no lo puede pagar, yo le trabaje gratis. Yo sí hago casos pro bono, pero los escojo yo: casos de personas desaparecidas, casos de interés social, y otros. Pero si usted está en probatoria y necesita que le pruebe una coartada, no me pida que le regale el trabajo.


4. No llame a un investigador privado desde un teléfono que puede estar intervenido, ni llame desde su casa si piensa que puede tener micrófonos ocultos. En serio, si esa es la razón por la cual me está llamando, ¿cómo me va a hablar del caso?


5. No le diga a nadie que usted contrató a un investigador privado. Esto se cae de la mata. Si usted quiere que yo vigile a su marido y le dice a su suegra que me contrató, acaba de hacer mi trabajo casi imposible.


6. No use sitios de internet que requieran su contraseña y nombre de usuario si no tienen doble validación. O sea, que no usen preguntas de seguridad, o envío de códigos a su celular o correo electrónico. Esto es algo ya básico, y nadie debería perder su identidad por algo así.


7. No presione enlaces sospechosos en sus correos electrónicos. Usted termina con robo de identidad y un virus en su computadora, y yo termino con un caso que no tiene un buen retorno de inversión. No nos conviene a ninguno de los dos.


8. No contrate a un investigador sin tener la información completa. Mínimo, debe tener una línea de tiempo de los eventos, con fechas, lugares y personas envueltas. Recuerde que yo me dejo llevar por lo que usted me dice. Mientras más información me pueda proveer, más oportunidades tenemos de alcanzar los resultados esperados.


9. No le ponga precio al trabajo de otro. Los investigadores privados incurrimos en riesgos que usted no tiene. Ponemos en riesgo nuestra seguridad personal y profesional. Estamos siempre a la defensiva contra posibles demandas y amenazas. También arriesgamos nuestro dinero si tenemos que defender una investigación en corte. Aun cuando hacemos las cosas según la ley, muchas veces nos acusan de acosamiento, invasión de privacidad, persecución y otros. Si usted entiende que este trabajo debe ser más barato, intente hacerlo usted.


10. Finalmente, no ignore sus instintos. Si usted entiende que hay algo extraño pasando, actúe. Si no se siente cómodo en una situación, salga de ahí. Hay muchos casos que pueden prevenirse con un mínimo de sentido común.


Espero que esta lista les ayude a tomar mejores decisiones en general, y además promover una mejor relación de trabajo con su investigador privado. A veces las personas se ofuscan en medio de circunstancias difíciles y no saben cómo reaccionar. Mi misión es siempre encontrar la verdad, y ayudar a mis clientes. Si trabajamos juntos, podemos salir airosos.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

151 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.