Buscar

EN DETALLE: LA PRIVACIDAD DIGITAL



SAN JUAN, PR – OCTUBRE 2019 — La privacidad digital se ha convertido en un mito. Me atrevo a decir que ya no existe tal cosa como usar el internet y tener potestad sobre tu privacidad a la vez. Últimamente nos vemos forzados a escoger una o la otra: preservar tu privacidad y proteger tu identidad, o hacer uso del internet libremente. Es intimidante existir en estos tiempos, donde todo el que quiera saber cada paso que tomas puede hacerlo si visita las páginas correctas.


Ya hemos hablado sobre qué hacer a corto plazo para mantener nuestra huella digital al mínimo. Cosas como cambiar las contraseñas a menudo y no repetirlas, instalar bloqueadores de anuncios, estar al tanto sobre cómo modificar las herramientas de privacidad en las redes sociales, etcétera. Pero, todos tenemos necesidades diferentes. Puede que estos pasos no sean suficiente para algunos. Hey personas que necesitan que sus mensajes de texto sean completamente privados. Otros necesitan poder evitar espionaje gubernamental.


Muchas de las soluciones que conocemos se basan en manejar la privacidad, con enfoque en las redes sociales. Aquellos que necesitan desaparecer virtualmente tienen que pensar “outside the box”. Es por esto que lo primero que hay que hacer en estos casos es abandonar Google por completo. Si eres de los que usa Google a diario, tienes Gmail y usas otras aplicaciones asociadas, Google sabe más de ti que tú mismo.


Todas esas preguntas que le haces a diario al buscador se venden como pan caliente. Hasta usar Google Drive y utilizar las aplicaciones de redacción que provee la plataforma es un riesgo constante. Una alternativa a Google es DuckDuckGo, una página de búsquedas similar. No es igual de potente, pero no rastrea tus búsquedas.


En cuanto al “email”, hay varias plataformas que te pueden ayudar a tener tu propio correo electrónico, con alta privacidad. Así, toda tu información se queda en el mismo sitio. Si tu preocupación no es tan grave, y solo te incomoda que todas tus redes sociales tengan anuncios personalizados, puedes tratar de engañar a Google.


De vez en cuando, haz una búsqueda al azar sobre algún tema sobre el cual no tengas ni rastro de interés. Dale información falsa a las redes sociales, como por ejemplo, cambia tu género y tu edad. Igual, evita usar los atajos de Facebook, en los que te ahorras el paso larguísimo de registrarte a alguna página, y solo procedes bajo las credenciales de Facebook. Es conveniente, pero así es que se empiezan a compartir tu información con otras páginas y redes. Si te vas a registrar a algún servicio de noticias, una aplicación o algo por el estilo, hazlo de la forma tradicional.


Frank Abagnale, el joven estafador que inspiró la película “Catch Me If You Can”, recomienda no dar tu fecha de nacimiento. “Nunca le digas a Facebook tu fecha de nacimiento o dónde naciste. ¡Esa información es el 98% de lo que alguien necesita para robar tu identidad!” Abagnale también recomienda contestar solo lo que tienes que contestar, ya sea en línea o en el día a día. Velo de esta forma: si no es necesario y no quita ni da, no lo tienes que contestar. No se nos puede quedar recalcar que trates de evitar a toda costa el uso de las redes de wi-fi públicas. Hacer trámites usando internet público es poner tu información en una bandeja de plata. Estos “hotspots” son tan vulnerables, que cualquiera con una aplicación de recolección de data puede adquirir toda tu información. Por cierto, muchas de estas aplicaciones de recolección son gratis. Cualquiera las puede tener.


Para algunos es de suma importancia poder mantener su privacidad mientras hacen uso del internet y durante su vida diaria. Algunos ejemplos excelentes son aquellos sobrevivientes de violencia doméstica, testigos en casos mayores, menores o hasta personas bajo asilo político. Soy fiel creyente de que no se necesita un bachillerato en ciencias de computadoras para poder cuidar lo tuyo y no dejarte coger el pelo. Cualquiera puede lograr el nivel de privacidad que desee. Solo depende de cuán profundo quieres cavar tu cueva.


Fernando Fernández, LPI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

52 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.