Buscar

El lenguaje corporal es la clave para evitar ser víctima de delito en la calle


Los ladrones o criminales no eligen sus víctimas de manera aleatoria. Hay detalles que usted demuestra en el lenguaje corporal que le da indicios a lo criminales de saber si usted es un blanco fácil o no. A esto se le conoce como Criminal Profiling y Victimología.


Se realizó una investigación científica realizada por Betty Grayson y Morris I. Stein en la década de los 80. El procedimiento que Grayson y Stein realizaron era la siguiente: en una prisión, a un grupo de reclusos (entre los que se encontraban personas que habían robado, violado e inclusive asesinado) se les proyectó, de manera individual, una serie de vídeos cuyo contenido era sencillamente el de unos transeúntes caminando normalmente por una calle en Nueva York. Lo único que tenían que indicar los presos a los investigadores era comunicarles a qué personas entre todas las que transitaban por la calle escogerían como posibles víctimas. Los investigadores estimaron que el tiempo en el que decidían a la posible víctima era de tan solo siete segundos. Al indicar sus selecciones, los resultados eran un poco desconcertantes puesto que la elección que tomó cada recluso era consistente, es decir, pese a que cada voluntario había visto el video por separado, los reos escogían en repetidas ocasiones a las mismas víctimas.


En tan solo pocos segundos, los ladrones podían identificar su posible víctima para asaltar. El estudio fue novedoso porque se basaba en el lenguaje no verbal de las potenciales víctimas y no en sexo, raza o edad (como puede trabajar los investigadores tradicionales). Hasta la fecha, esta ha sido la única investigación realizada para estudiar esto. 

Se determinó que si posees una de las siguientes características, podrías ser identificado como una posible víctima:

  • La forma en que caminas: Si la persona anda sin sincronía ni armonía, puede denotar que no sabe dónde ir y no sabría escapar ante un posible atraco. «Al igual que los animales salvajes, los ladrones atracan a quien va más lento en la manada». Por regla general, un ritmo lento en el caminar, falto de intencionalidad o de propósito proyecta inseguridad, miedo e indefensión.

  • Vestir prendas caras o mostrar objetos caros: Los criminólogos señalan que los delincuentes viven bajo un esquema distorsionado de valores en el que se ve a la sociedad como un sistema injusto en el que solo pocos pueden gozar de privilegios y lujos, experimentando, además, rabia contra esta sociedad. Por lo que demostrar públicamente tus bienes (por ejemplo, relojes caros, anillos, pulsos de oro, celulares caros, etc.) reaviva en muchas ocasiones dicha rabia. Muchas personas que en el vídeo mostraban diversos bienes eran frecuentemente escogidos como víctimas.

  • Andar despistado o perdido: Los depredadores sexuales, en particular, buscan personas que fácilmente pueden dominar. «El violador se va a ir detrás de alguien que no está prestando atención, que parece que no van a dar batalla», dice Tod Burke, un criminólogo de la Universidad de Radford en Virginia. Una persona insegura en su caminar es, para los delincuentes, más fácil de someter.

  • Torso y mirada: Otra cosa que tenían en común las personas escogidas en el vídeo por los reclusos consistía en la posición del torso y la dirección de la mirada. Frecuentemente, las personas que caminaban cabizbajas, con los hombros caídos y hacia adentro, encorvados y con la mirada dirigida hacia el piso, distraída o perdida eran elegidas. Los gestos anteriormente indicados son señales inequívocas de indefensión. Proyectan fuertemente debilidad.

  • Estar distraído en el celular o escuchar música: Las distracciones son otras señales no verbales que buscan los atracadores. Muchas personas piensan que hablar por teléfono puede ser un acto que da seguridad porque así no se sentirán solos y podrán pedir ayuda en caso de que pase algo, pero los expertos discrepan. Hablar por teléfono o escuchar música con audífonos es una distracción que el asaltante está buscando, porque la persona no está prestando atención y mira hacia otro lado o tiene una mirada confusa que lo distrae y lo hace vulnerable.

  • Buscarle conversación a extraños: Una vez que el criminal logra hablar contigo, le estás dando la posibilidad de asaltarte. Si te detienes a hablar con extraños a pedir indicaciones, los delincuentes pensaran que eres turista o te encuentras en un barrio desconocido para ti, lo que te hará mucho más vulnerable.

  • Totalidad: Por último pero no menos importante, se destacaba entre las victimas escogidas que sus gestos carecían se simetría y plenitud en sus movimientos. Sus extremidades se movían como si fueran separadas o independientes del resto de su cuerpo. Por otro lado, las “no victimas” gozaban de equilibrio en relación con sus movimientos.

En otra investigación realizada por James Giannini, de la Ohio State University, se descubrió que las mujeres que son víctimas de violación suelen ser menos capaces que el promedio para interpretar las señales no verbales faciales, que pueden ser advertencia de una intención hostil y más probabilidades de entrar o permanecer en situaciones peligrosas. El mismo equipo de investigación también encontró que los violadores, al contrario, tienden a ser más capaces que el promedio a la hora de interpretar las señales faciales, como una mirada hacia abajo o una expresión de miedo en el rostro de su potencial víctima. Así como vayas cambiando poco a poco tu lenguaje corporal, puedes ir optando por agregar los siguientes gestos que pueden evitar que te conviertas en víctima:

  • Una forma de andar segura, sincrónica que los experto llaman “estable”, o sea, ni lenta ni rápida, con el pecho hasta fuera, con posturas de expansión.

  • Si no recuerdas alguna calle o dudas de tu camino, entra a un café o tienda a pedir indicaciones. Evita pedir ayuda a desconocidos y hablar con ellos.

  • Camina siempre con el mentón hacia arriba, paralelo al horizonte manteniendo una mirada fija y segura, cuando alguien te vea mantén su mirada, pero no seas desafiante (muchas veces esta táctica disuade a los delincuentes de meterse contigo).

  • Expresión del rostro neutral ha sido visto como una señal de poder que disuade a la mayoría de los atracadores.

  • Eleva los hombros y mantenlos rectos, saca un poco el pecho, esto es señal de poder.

  • Una mirada hacia delante segura y neutra de “hombre gris”.

  • Camina a pasos firmes y normales. Ni muy rápido ni muy lento. Ni muy largos, ni muy cortos. Trata de que sean armoniosos y no “robotizados”.

  • Mueve los brazos de manera natural y equilibrada respecto a tus pasos. Mantén una armonía en relación con tus pasos, tus brazos y tus gestos.

  • Mantenerse en un comportamiento de alerta y no pararse a hablar más de la cuenta con extrañaos.

  • Mantenerse alerta ante la gente que está a nuestro alrededor, sobre todo si estamos en un lugar de riesgo o en una hora nocturna.

  • No andes por la calle con artículos caros. Relojes, bultos, camisas, zapatos que sean caros pueden resultar llamativos y convertirlo en una víctima.

  • Evita hablar por tu teléfono móvil, escuchar música y parecer distraído.

Tenemos que entender que nuestro cuerpo comunica y manda mensaje a la gente que se encuentra en nuestro alrededor. Gracias al comportamiento no verbal la otra persona puede ver nuestro estados de ánimos y como nos estamos sintiendo en ese momento. Estas informaciones pueden ser utilizadas para dirigir nuestros actos.

Gran parte del proceso de selección de la víctima se realiza de manera inconsciente por los delincuentes. Quizá sea una característica heredada a través de millones de años de evolución encontrar de un vistazo al más débil de la manada. Al igual que un animal salvaje, el depredador humano quiere realizar el mínimo esfuerzo al cazar, no quiere un trabajo difícil y peligroso, buscara a quien se vea más débil, sumiso y quien probablemente no de batalla. Nuestro lenguaje corporal es gran parte inconsciente, por lo que modificarlo es sumamente difícil, pero no imposible. Algunas señales y actitudes pueden ayudarnos a emitir un lenguaje corporal más poderoso y positivo, que nos hará menos vulnerables al delito. A continuación te hacemos las siguientes recomendaciones:

  • Haz ejercicio: Mantenerte en forma no solo impacta en tu capacidad para repeler físicamente una agresión sino que también hace que tu cuerpo libere dopamina y endorfinas que te hacen sentir mejor contigo mismo, lo que hará que desarrolles más confianza en ti mismo y aumentara tu autoestima lo que repercutirá en tu lenguaje corporal positivamente.

  • Mantente informado: está demostrado científicamente que el conocimiento y la información reducen nuestro miedo y aumentan nuestra confianza, recordemos que la esta es una cualidad que se expresaba en el lenguaje corporal de quienes no eran víctimas. Leer artículos sobre cómo evitar ser víctimas, defensa personal y periódicos sobre que ocurre en tu ciudad puede ayudarte a estar informado.

  • Desarrolla tus habilidades de conciencia: hay diversas formas en ser más consciente de tu entorno, desde familiarizarte con las rutas que tomas a diario camino a casa, las horas pico en las que las personas más se mueven, y quienes andan por frecuencia por tu barrio, hasta practicar yoga, meditar o practicar algún arte marcial (de esto hablaremos más adelante).


Fernando Fernández, PI

787-276-5619


¡Sígueme en mis redes sociales!


Facebook – Fernando Fernández

Instagram - @detectivefernandofernandez

Twitter - @detectiveff

YouTube – Fernando Fernández Investigador Privado

Suscríbete a mi blog - elartededetectarmentiras.com

13 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.