Buscar

“BABY HOPE” Y LOS CASOS SIN RESOLVER



SAN JUAN, PR – MARZO 2020 – Los casos sin resolver, o "casos fríos", son casos que llegaron a un punto donde no se encontró más evidencia y se tienen que abandonar temporeramente. Es cuando un caso llega a una calle sin salida, y no hay material para proceder. Pero, que un caso se ponga frío no significa que no se esté tratando de resolver.


Cuando tú estás mirando la misma cosa por mucho tiempo, le dejas de encontrar aspectos nuevos. Lo mismo pasa con los casos, en especial los casos de homicidio. Otros investigadores cogen el caso para ver si pueden analizarlo desde otro ángulo, y encontrar otras vías para continuar la investigación activamente.


Tal es el caso de Baby Hope, una recién nacida que apareció muerta en el río de Arkansas en el 1996. Este caso llevaba casi dos décadas sin resolverse. El nombre de la infante viene de las esperanzas que tenían para encontrar los padres de la pequeña. La enterraron bajo ese nombre.


El caso cayó en el 2017 en el inbox de un investigador del condado de Pueblo en Colorado llamado David Butterfield. Con la ayuda del Colorado Bureau of Investigations (CBI o Buró de Investigaciones de Colorado) lograron continuar la investigación exitosamente.


El CBI y Butterfield volvieron a hacerle pruebas a la evidencia que tenían. Gracias a que la tecnología ha avanzado, las pruebas resultaron en una lista de personas de interés nueva. En el proceso de a entrevistar a estas personas, se toparon con una sospechosa particular. En octubre del 2019 descubrieron su nombre, LeeAnne Hed, de 52 años, gracias a las pruebas de ADN. Cuando la encontraron para entrevistarla, la mujer se negó a hablar con las autoridades. Días después la encontraron calcinada en un carro quemado. Se determinó que la muerte había sido un suicidio.


Butterfield continúo buscando información de Hed, y hasta examinó el carro en el que se quemó. David comparó la evidencia que encontró de Hed con la de la pequeña Hope y fue compatible al 100. Fue así que se confirmó que LeeAnne Hed era la mamá de Baby Hope. Se determinó que la niña murió porque Hed la ahogó y la tiró al río. ¡Caso cerrado!


Todo esto se logró porque alguien decidió darle un segundo vistazo a la evidencia que habían recopilado originalmente. Suena como algo simple, pero de seguro a los otros investigadores no se le ocurrió, o no tuvieron el mismo éxito.


Pasar un caso de mano en mano puede tener beneficios a la larga, en especial con "casos fríos". Siempre que los encargados tengan interés en resolverlo, los resultados llegan, tarde pero seguro. Me da mucha pena que esa mujer tuviese tanto miedo de que la encontraran que hasta llegó al suicidio. De inmediato, eso debió haber sido un red flag. Si no eres culpable, no tienes nada que esconder.


Creo que mientras existan profesionales con ganas de lograr justicia para las víctimas, los casos fríos siempre se van a calentar.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

71 vistas1 comentario
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.