Buscar

¿QUÉ SIGNIFICA SER INVESTIGADOR PRIVADO EN LA VIDA REAL?



SAN JUAN, PR – Agosto 2018 – Hollywood nos ha dado una reputación extraña a los investigadores privados. Sería chévere que todos fuéramos unos Magnum PI, vivendo como reyes en la playa y guiando un convertible rojo. El problema es que casi todo lo que se ve en esa y otras series y películas es falso. Para comenzar, esta no es una carrera para hacerse rico, sino para ayudar a los demás. Y para terminar, ningún buen investigador privado va a guiar un carro tan obvio como un convertible rojo cuando está trabajando.


Entonces, ¿qué significa ser un investigador privado? Los investigadores privados somos personas entrenadas en el arte de la investigación, y realizamos investigaciones a nombre de nuestros clientes. La mayoría de las veces este servicio se cobra, porque de eso vivimos, pero en muchas ocasiones el trabajo se hace pro-bono. Usualmente hay un contrato de servicio que autoriza al investigador a realizar sus labores a nombre del cliente.


Los investigadores privados no somos agentes de ley y orden. Un detective de la policía, del FBI o de otras agencias gubernamentales es un empleado del gobierno y sus investigaciones siempre se relacionan a casos criminales. Esos investigadores tienen que regirse por las reglas de su agencia, y su meta es encontrar a los culpables de un crimen y presentar la evidencia necesaria para llevar el caso a corte.


Los investigadores privados somos los que investigamos casos civiles además de asistir en casos criminales. Ahí es que entran los casos de infidelidad, fraude de seguros, localización de desaparecidos, localización de bienes, verificación de antecedentes, y otros. Aun cuando se investigan casos criminales, en esos casos la agencia de gobierno o el abogado que nos contrata se convierte en nuestro cliente privado, y el caso se trabaja de manera privada.


La razón de ser de un investigador privado es la búsqueda de la verdad. Esto no necesariamente es lo que el cliente quiere escuchar, y los investigadores tenemos que lidiar con eso. Las investigaciones arrojan datos que no siempre son buenos, pero el investigador privado tiene que revelarlos igual. Las conclusiones de una investigación tienen que explicar qué pasó, quiénes estaban envueltos, dónde y cuándo ocurrieron los hechos y lo más importante: por qué. Las labores de un investigador privado se pueden resumir en las siguientes funciones:


· Hablar con personas

· Encontrar personas

· Vigilar personas

· Hacer preguntas sobre personas


Las cualidades de un investigador privado incluyen poder pensar más allá de lo obvio, tomar decisiones inmediatas, ser creativo y tener don de gente. Hay que prestarle atención a los detalles, tomar muchas notas, poder comunicarse correctamente y tener mucho respeto por las leyes. Los investigadores privados no tenemos horas de trabajo - hay que hacer vigilancias de noche y de día, estar en la calle más que en la oficina, y estar preparado para cualquier cosa. Algunas veces el trabajo es tedioso y largo, y a veces se torna peligroso.


En resumen, ser un investigador privado no tiene nada que ver con lo que se ve en la televisión o en el cine. Es mucho más que eso. Es más complejo, más envuelto, requiere más conocimientos y no todo el mundo lo puede hacer. En mi opinión, los investigadores privados en la vida real somos más interesantes que los de la televisión, y por suerte mi esposa piensa lo mismo.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

87 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.