Buscar

CÓMO SABER SI SU EMPLAZADOR ES REAL Y NO CUALQUIER FULANO


SAN JUAN, PR – Abril 2019 – El trabajo de un emplazador, como ya hemos descrito anteriormente, consiste en entregarle documentos legales a otra persona y confirmar su entrega exitosa. Esto responsabiliza a la persona emplazada de contestar, presentarse en corte, o hacer lo que tenga que hacer. Como pueden suponer por lo general es una entrega hecha en persona. Gracias a las estipulaciones del trabajo, el emplazador tiene que ser un tercero que no tenga ningún tipo de relación con ninguna de las partes envueltas o conocimiento del caso. Esto tiene sus beneficios, pero igual tiene sus problemas.


Si el emplazador es un extraño para el recibidor, ¿cómo se sabe que quien está haciendo la entrega es un emplazador autorizado, y no alguien haciéndose pasar por uno? Muchos protocolos de esta área de trabajo ayudan a poder discernir fácilmente entre uno y el otro. Como en todo, la mejor forma de defenderse en contra del fraude, engaños o cualquier necedad es aplicando conocimientos.


Recuerda:

  1. Los emplazadores no le cobran al recipiente por sus servicios. En cualquier contratación, ya sea con un abogado, un negocio o un individuo privado, el emplazador recibe el pago directamente de sus contratantes. Basado en los arreglos hechos, el pago puede ser antes de una entrega, después o mitad y mitad. El recibidor nunca paga. Por eso, tan pronto alguien te pida dinero bajo la excusa de ser emplazador, niega el “servicio” y reporta el incidente a las autoridades.

  2. Todos los emplazadores tienen que ser mayores de 18 años. A veces, un emplazador falso podría tratar de usar un niño para manipular que abran la puerta. Legalmente, es imposible que un niño te haga entrega oficial de algún documento. Ignóralos en confianza.

  3. Gracias a que los emplazadores no son conocidos ni allegados a la situación, no tienen potestad ni motivo para hacer amenazas o ponerse violentos. Que los emplazadores sean agentes de la ley no significa que están por encima de ella. Un extraño no tiene por qué intimidar ni amenazar si no te conoce y no tiene conexión a los documentos legales. Los emplazadores tampoco están autorizados a entregar órdenes de arresto.

  4. La única información que un emplazador te puede pedir es tu nombre porque, claro, necesitan identificarte. Cualquier persona que te pida algún número de seguro social, tarjetas de crédito, etc, está tratando de robar tu identidad o tu dinero. ¡No le des información!

Como consejo general, y hasta cambiando el tema un poco: Nunca le des tu información personal a nadie que no sea un profesional autorizado a pedirla y manejarla de acuerdo con las leyes de privacidad. Cualquiera puede robar tu identidad, tus cuentas de banco y arruinar tu crédito y muchas cosas más. Especifícale esto a tus familiares mayores de edad, que son propensos a caer en este tipo de fraude ya sea telefónico o escrito.


Volviendo al tema, si aún así no estás seguro, puedes preguntar de qué tipo de documento se te está entregando. Algunas contestaciones pueden ser: citación, decreto judicial, demanda o quejas formales. Entonces puedes pedir el número de caso y de qué corte salió la orden. De esa forma puedes llamar y confirmar. Este método también se utiliza para los emplazamientos electrónicos si no sabes cómo se ven los documentos electrónicos usualmente, ya que estos tienen que ser autorizados por un juez.


Los emplazadores siempre tenemos que estar atentos y mantenernos en ley para poder llevar a cabo una labor honesta y transparente. Este trabajo consiste en interaccionar con otros en una situación no común, a veces desagradable e incómoda. Es importante que todos podamos inspirar un ambiente seguro y confiable para todas las partes envueltas. Comparte esta información con tus seres queridos, con sus amistades y cualquier otra persona que creas lo necesite. Es importante que todos nos mantengamos informados para evitar que nos cojan el pelo. Sabemos que hay muchos estafadores, ladrones de identidad, y además, necios aburridos que no tienen nada mejor que hacer. Como siempre, conocer es poder.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

42 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.