Buscar

LA INVESTIGACIÓN PRIVADA PARA PROBAR INFIDELIDADES



SAN JUAN, PR – Octubre 2018 – Durante mi carrera como investigador privado he reiterado que nosotros no solo trabajamos con casos de infidelidad, por mas común y cliché que sea. Pero, la realidad es que en muchos casos contratar a un investigador privado es la solución mas responsable para probar infidelidad en una relación. Si sospechas que en tu relación matrimonial hay un/a amante de por medio, hay varias preguntas que te debes hacer antes de contratar a un investigador privado.


Primero hablemos de las acciones en una relación que pueden levantar dudas. Pendiente a los cambios de rutina repentinos (salir del trabajo temprano o llegar a la casa a horas extrañas sin explicación), la distancia física y emocional, no querer salir contigo públicamente, viajes de trabajo sin mucho aviso, quedarse “overtime” en el trabajo pero no ver las horas extra en el cheque, encontrar recibos o cartas que no son usuales, ver a tu pareja acicalarse mas de lo normal, y claro, que tu pareja este siempre a la defensiva o no quiera contestar tus preguntas honestamente.


Las contrataciones vienen con la necesidad de tener evidencia tangible de que estás siendo engañado/a. Estos casos usualmente son el comienzo de un divorcio, y aunque en algunos estados la infidelidad marital no es importante, legalmente hay otros motivos para querer probarlo. Por ejemplo, en ciertos estados, si se puede probar que antes de que existiera un/a amante el matrimonio era feliz, tienes derecho a demandar al/la amante. Si hay acuerdos prenupciales de por medio y este contiene una clausula de infidelidad, la persona que mintió tiene que pagarle a su pareja. En estados como Alabama, las infidelidades pueden influenciar cuánto se paga de pensión luego del divorcio.


Los procedimientos legales no son el único motivo por el que alguien quisiera contratar a un investigador privado. Muchas personas necesitan estar seguros de que no se están volviendo locos/as. A veces tienen pruebas solidas pero su pareja les abusa emocionalmente y les convencen de que están exagerando o viendo cosas donde no están. En otros casos son sus amigos y familiares los que no le creen. Contratar un investigador en estos casos te ayudaría a recobrar tu paz mental.


Tomando todo esto en consideración, ¿cómo contratas a un investigador privado responsablemente? Empieza buscando investigadores en tu área que se especializen en infidelidades. No contrates el primero que aparezca, trata de siempre estudiar tus alternativas haciendo consultas iniciales. Pídeles referencias, haz todas las preguntas que necesites hacer de ante mano. Por ejemplo, puedes preguntar sobre sus técnicas y qué métodos utilizan, cuán seguido te enviarán reportes y qué incluyen los mismos.


Muchas veces la información en los reportes consiste de observaciones hechas por el investigador, acompañado por vídeos o fotos. Dependiendo de la investigación, los reportes pueden incluir evidencia digital como perfiles personales, pero eso conlleva otras especificaciones. En cuanto a las fotos, usualmente serán pruebas que implican desarrollos íntimos. No esperes fotos de tu pareja en la cama con otra persona, existen leyes de privacidad que hacen que estas fotos invasivas sean ilegales.


Usa esta información para hacer comparaciones y escoger la firma que mejor te parezca. El costo usualmente varía dependiendo de la firma o el investigador. Como siempre digo, no solo nos enfocamos en estos casos como investigadores privados, pero cuando surgen, son igual de importante que cualquier otro caso. No solo porque existe un estereotipo hacia la labor vamos a dejar de hacer nuestro trabajo bien. Al final siempre es mejor llamar a un profesional que te pueda asistir con tus sospechas y preocupaciones. Tomar cartas en el asunto por tu cuenta no siempre tiene los mejores resultados.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

137 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.