Buscar

INVESTIGACIÓN PRIVADA VS. LA TRATA HUMANA

Actualizado: mar 11



SAN JUAN, PR – MARZO 2020. La trata humana es un problema a nivel mundial. Pasa todos los días, a veces frente a nosotros, y ni cuenta nos damos. Es una industria de casi 150 millones de dólares, y no parece de que vaya a desaparecer.


Muchos creen que la trata humana se concentra solo en un patrón de manipulación física y emocional con fines de explotación sexual. No están equivocados, pero hay más. La trata humana es el acto de secuestrar, transportar, recibir, engañar y manipular a una persona para esclavizarla o venderla. Cualquier tipo de trabajo que se les obligue a hacer se considera trata humana.


El número exacto de víctimas de trata humana no se conoce, pero se estima que al menos 40.3 millones de personas, mayormente mujeres y niños, están envueltos en algún tipo de tráfico humano. Son tantos los casos que muchas veces la policía no da abasto.


Entonces, ¿qué pito tocan los investigadores privados en esto? Muchas veces, somos lo que le falta a uno de estos casos.


La policía tiene la responsabilidad de proteger al público y resolver los casos que llegan a diario. Encontrar a una víctima de tráfico humano es increíblemente difícil, y son investigaciones que toman mucho tiempo y esfuerzo especializado. Muchos casos se quedan en el aire o ni se empiezan por el volumen de casos y la falta de personal capacitado.


Los investigadores privados trabajamos en nuestro tiempo, con nuestra agenda y somos nuestros propios jefes. Esto ayuda muchísimo a la hora de dedicarle tiempo a una de estas investigaciones. Además, por ser un crimen que se mueve a todos lados y pasa en un abrir y cerrar de ojos, requiere que se rompan ciertas reglas si eres policía. Reglas que los investigadores no tienen que seguir necesariamente.


Como investigadores, nos podemos enfocar en un caso a la vez por el tiempo que requiera. Tenemos más libertad y menos responsabilidades con el público en general. También, podemos seguir e identificar las señas consistentemente cuando algo no pinta bien. Sabemos qué buscar y dónde para sacar a una persona de alguna situación de trata humana. Tenemos paciencia, porque la podemos tener en nuestro trabajo. Tenemos más cuidado y tacto, porque tenemos el tiempo.


Kimberly Hamilton es dueña de Female Agents, Inc. e investigadora por más de 20 años. Hamilton explica que los investigadores privados tienen más tiempo para indagar, buscar datos, tomar fotos, hablar con la gente de la comunidad, y vigilar por horas.


Nuestra profesión continúa demostrando lo versátil que puede ser, y lo mucho que se necesita la labor personalizada que ofrece un investigador privado. Tratamos de tener más cercanía con una situación para poder buscarle la vuelta.


La trata humana o el tráfico humano pasa donde sea. Restaurantes, gasolineras, en la casa, en las paradas de guagua, you name it. La gente se ve obligada a seguir órdenes por muchas razones, ya sea miedo, dependencia o falta de recursos para escapar.


Conoce los signos del tráfico humano: si ves una casa en la que sale y entra mucha gente a todas horas del día, si ves ventanas tapadas con madera o telas gruesas que no sean cortinas o muchas cámaras de seguridad, dícelo a alguien. También, si ves como obligan a una persona a regalar su independencia económica y su autonomía, si ves que no tienen muchas pertenencias o que están en condición física preocupante. Si estás en un lugar público y notas que alguien parece no estar cómodo con quien les acompaña, y parece estar asustado, acércate y salúdalo como si lo conocieras. Dependiendo de las reacciones, comunícate con el personal de seguridad.


La fuerza está en la unión. Espero que algún día podamos pelear contra esta industria tan cruel, inhumana y horrible. Mientras existamos y tengamos ganas de ayudar, todo es posible.


Fernando Fernández, PI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II, SPA

Presidente - Covert Intelligence, LLC

56 vistas1 comentario
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.