Buscar

EL FBI ESTÁ CONTRATANDO…


SAN JUAN, PR – Julio 2019 – Las redes sociales son una parte integral de nuestro día a día. Sé que para muchas personas la noción de que usamos tanto la tecnología a diario es triste. Pero la realidad es que no hay forma de detener el crecimiento tecnológico. Y aunque pudiésemos pararlo, no se puede negar la facilidad informática que las redes sociales han traído a nuestras vidas. Nos conectamos con otros a través de las redes, compartimos sentimientos, noticias, información, educación, etcétera.


Y aunque compartamos muchas cosas lindas, también se comparte mucha información que expone el lado macabro de la gente. El mismo lado que es responsable por tantos tiroteos y muertes. Recientemente hemos visto un alta en la cantidad de ataques que nacen o se avisan a través de las redes sociales. ¿Qué pasaría si la Agencia Federal de Investigaciones (comúnmente conocido por sus siglas en inglés, FBI) tuviese una nueva herramienta de monitoreo de redes sociales que les permita infiltrar la privacidad de sospechosos? Las autoridades esperan que la contestación a esa pregunta esté a la vuelta de la esquina.


Hace poco el FBI publicó un llamado para contratos relacionados con tecnología que les permita monitorear las redes sociales constantemente. Están buscando una herramienta que les ayude a investigar más a fondo las cuentas de ciertos sospechosos. La herramienta ideal les daría acceso a nombres de usuarios, correos electrónicos, números de teléfono y direcciones IP. Además, le permitiría hacer búsquedas constantes de palabras claves por perfil, y daría acceso al historial de búsqueda de la persona.


Aquí entran en conflicto muchos puntos válidos. El FBI ya tiene mala fama de meter la pata en cuanto a vigilancia de redes sociales. Al principio del mes, la ACLU demandó al gobierno estadounidense por su uso incorrecto de información de inmigrantes obtenida por medio de redes sociales. Pero también la idea de poder reprender a aquellos que tienen intenciones de lastimar a otros suena noble. Por otro lado, no podemos olvidar que la policía y el gobierno tienen el poder de fabricar casos sobre personas que no tienen ni un poco del poder que ellos abusan.


¡Son muchas cosas que pensar! ¿Necesitamos otro “Big Brother”? ¿No estamos ya grandecitos para dejarnos tratar como niños irresponsables? Todas estas consideraciones continuarán existiendo y se irán amplificando con el tiempo. Principalmente porque esta idea se presta para violar derechos civiles a diestra y siniestra.


Falta mucho para que podamos llegar a un punto medio en el que podamos alcanzar a estos criminales antes de que ataquen sin atentar contra la privacidad del público. En lo personal y como investigador privado tengo que admitir que es un poco extremo. Como alguien que conoce sobre el carpeteo que existió en Puerto Rico por largos años, provocando la ruptura y muertes de muchísimas personas, esto me preocupa. Personas perdieron sus vidas, sus familias, trabajos y más por defender un ideal.


Todo esto sin mencionar que el motivo por el que es preocupante en primer lugar es porque ellos ya tienen sus técnicas de vigilancia invasivas. Es cierto que este tema se presta para teorías de conspiración y otros temas similares, pero no se puede tapar el cielo con la mano. Si yo supiera que el mando lo tienen personas responsables velando por los intereses de aquellos que son inocentes, esto no sería una preocupación. Pero la realidad es otra. Una realidad en la que aquellos con poder creen que pueden controlar la realidad de una forma u otra. Mientras reflexionamos sobre este asunto, les exhorto como siempre a cuidar mucho lo que ponen en sus redes sociales. Al final del día, cada uno de nosotros tiene el control de lo que comparte. Mientras no estemos seguros de los resultados, defendamos nuestra privacidad con nuestras acciones.


Fernando Fernández, LPI, BAI, CCDI, CDRS, CII, CAS, CHS-II

Presidente - Covert Intelligence, LLC

94 vistas
¡SUSCRÍBETE E INFÓRMATE!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon

© 2020 by Covert Intelligence, LLC.